sábado, 20 de diciembre de 2008

Al final he caído

Bueno, era de esperar. Un colgado por el cine como yo tenía que caer al final. El otro día, por fin, entré al lado oscuro del blu-ray. Fui a Media Markt con la idea de pillarme el reproductor Samsung BD-P1500, que estaba bastante baratito, y pensé que era la oportunidad perfecta de iniciarme en este nuevo formato sin gastarme un pastón, con un equipo que parecía tener una buena relación calidad-precio. Fue un medio chasco, porque a pesar de que la oferta empezó el viernes anterior y estábamos a jueves, no les quedaba nada más que el de exposición. Es que ni siquiera los habían recibido. En fin, lo dejé reservado, y a esperar que me llamen.


Dejé el blu-ray de Wall-E que llevaba en la mano, y en esto que recordé una cosa. En el catálogo había un fallo, y es que habían puesto la foto del pack en blu-ray de Wall-E + Cars (las únicas de Pixar que me faltaban) en el lugar en el que debía ir la foto del mismo pack pero en dvd. Claro, el precio que aparecía era de 28'90, toda una ganga para ser en blu-ray. Pues aprovechándome de ese fallo, conseguí que me cobraran el pack en blu-ray al precio del dvd, o sea, 28'90 en lugar de 41'90 euros. Buena forma de entrar en el mundo del cine en alta definición ¿no?. Ahora sólo me falta que llegue el reproductor que tengo reservado para poder disfrutar a tope de la HD.

2 comentarios:

Rafalet dijo...

¡Bienvenido al mundo del BD!

No te arrepentirás, te lo garantizo. Y una vez entras, ya no puedes salir.

Perenquen-Man dijo...

Gracias. La verdad, me siento un poco cuando me regalaron mi primer reproductor de dvd. Qué tiempos aquellos!
De momento, la cosa está para pocas alegrías, para comprar sólo lo imprescindible y no repetir nada que ya tenga en dvd, salvo quizá la trilogía de ESDLA, o Hermanos de Sangre, o Star Wars... Poco más.